El gran negocio de la FIFA


Hace tiempo que quise publicar este tema, bueno mas vale tarde que nunca 🙂 veamos un resumen del gran negocio de la FIFA.

Los gastos:
Existen solo dos grandes gastos: inversiones en infraestructura e inversiones en estadios. Por su carácter de inversión no son gastos propiamente dichos, pues proveerán servicios del capital durante su vida útil. La cuestión es si dichos servicios futuros serán realmente útiles o rentables.
Sudáfrica parece haber gastado casi 5.000 millones de dólares en la construcción de estadios. El resto, hasta un total cercano a los 6.000 millones de dolares, ha consistido en infraestructuras.
Ingresos por sponsors
Los partners pagaron alrededor de 100 millones de dolares cada uno durante el período 2007 – 2010, mientras los sponsors pagaron unos 28 millones de dolares. Los patrocinadores nacionales, pagaron mucho menos. Un cálculo muy aproximado indica que los ingresos por patrocinio para Sudáfrica 2010 fueron de 900 millones de dolares.

Ingresos por entradas
Los ingresos por entradas más la compensación de la FIFA por albergar el Mundial ascendieron a casi 1.000 millones de dolares.

Ingresos por merchandising
Los productos con el logo de la FIFA son una mina de oro. Se estiman unas ventas de 2.600 millones de dolares en merchandising para el Mundial 2010. Pero la FIFA, obviamente, se queda con la mayoría de dichos beneficios.

Ingresos por derechos televisivos
Walt Disney y Univision han pagado 425 millones de dolares por los derechos del mundial Sudáfrica 2010 y del próximo. Ingresos que, de nuevo, van a la FIFA.

Ingresos de los negocios locales
En Sudáfrica 2010 se estima que los negocios locales (hoteles, restaurantes y otros) ingresaron unos 620 millones de dolares. Esta cifra es superior a la habitual debido a que las estancias medias fueron más largas por la lejanía del destino. En Alemania 2006, los ingresos ascendieron a 300 millones de dolares.
Conclusiones
Las conclusiones son evidentes. El mundial de fútbol es un negocio redondo para la FIFA, un buen estímulo temporal para las empresas de hostelería del país que organiza el evento y una inversión muy dudosa para el país en su conjunto; el que el proyecto tenga una cierta rentabilidad a largo plazo o sea ruinoso económicamente depende de la utilidad real, fuera del evento, de las infraestructuras y estadios construidos para albergarlo.

El gran negocio de la FIFA, el gran conocedor del lucro de la “pasión”, buen ingreso para los participantes y que pague el pueblo la costosa distracción.

En fin, ¡Que viva el fútbol!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s