La verdad sobre el Magnicidio Argaña


“No todo es lo que parece”

En Marzo de 1999 el Paraguay vivió una gran crisis política y un verdadero caos a la que conocen como “el Marzo Paraguayo”. Todo esto a causa del supuesto asesinato del vicepresidente Dr. Luis María Argaña, un caso que se convirtió en un verdadero sainete y que termino con varios muertos, heridos y la renuncia del presidente de la república en ese entonces Raúl Cubas, sin mencionar otros detalles mas.

No todo es lo que parece, las acciones de algunos beneficiados económicamente con la muerte del vicepresidente, la compra de testigos falsos y torturas para conseguir confesiones, e instrumentación de la Justicia en procesos viciados de nulidad absoluta, hacen pensar en una de las posibilidades que fue barajada desde el mismo día del supuesto atentado.

Veamos lo que se dice:

Según investigación judicial realizada:

Se determinó que Argaña fue asesinado por un grupo armado que se desplazaba en un automóvil Fiat Tempra que interceptó al vehículo en el que se trasladaban Argaña, su guardaespalda y su chofer. Los asesinos obstaculizaron la calle, deteniendo al vehículo de Argaña. Bajaron organizadamente y dispararon repetidamente contra el guardaespalda, el chofer y contra Argaña, quien moriría por tales disparos, además de su guardaespalda. El chofer sobreviviría.

La otra versión (no oficial):

Se decía que el Dr. Luis María Argaña vivía ya separado de su esposa y murió de un infarto en la casa de su amante, algunos incluso dicen que le dio el infarto mientras tenia relaciones sexuales con su amante. Conocida inmediatamente la muerte fue establecida una trama impulsada por José Planás, ministro de Obras Públicas un año después y que ademas pertenecía al entorno íntimo de Gustavo Stroessner, Walter Bower, del mismo entorno, Juan Carlos Galaverna, hasta hoy senador colorado y del entorno de Juan Carlos Wasmosy (ex-presidente) y Maura Harty, embajadora de los Estados Unidos de América en ese entonces.

También algunos dicen que, incluso, algunos de los propios hijos de Luis Maria Argaña, al enterarse de la muerte de su padre, junto a las personas ya mencionadas anteriormente, ayudaron a planear esta “comedia” ¿porque? porque también les beneficiaba política y económicamente. Políticamente porque de esa forma eliminaban a Raúl Cubas (presidente en ese entonces) y a Lino Cesar Oviedo, del entorno de Raúl Cubas, ya que eran un estorbo para ellos. Económicamente porque de esa forma cobraban el seguro de vida, se supone que si Argaña moría de muerte natural, se cobrarían 5 millones de dolares, en cambio, si la muerte era causada por un atentado de esta naturaleza, aparentemente se cobrarían 10 millones de dolares. Algunos mencionan a Nelson Argaña (uno de los hijos de Argaña) como uno de los cabecillas que ayudo a planear todo.

Entonces ellos tramaron la “comedia del atentado”, que le costó la vida al guarda espaldas de Argaña, que ni siquiera desenfundó su pistola lo que demostraría que no contaba con que le dispararían ,y del cual se salvó, por milagro, el conductor del vehículo, hombre del entorno de Juan Carlos Wasmosy. Como el atentado no sirvió para promover el juicio político al presidente constitucional Raúl Cubas, fue organizado el crimen de la Plaza del Congreso, con lo que se desencadeno una manifestación violenta entre civiles y policías en la Plaza del Congreso.

Esta versión aparece como verosímil por la forma como fue conducido el proceso, la aparición de testigos falsos, las contradicciones del conductor del vehículo, y el asesinato, aleve, de “Coco” Villar, entregado por el Obispo católico Ramón Cuquejo Argaña.

Por otra parte, era conocida la enfermedad terminal que aquejaba a Argaña, un cáncer de colon que había sido tratado en Lyon en septiembre de 1998 y cuyo diagnóstico estaba en poder de Conrado Pappalardo Zaldívar, uno de los diputados acusados falsamente de haber asistido a una reunión que hoy se sabe, con certeza judicial, que nunca se produjo.

Argaña, en septiembre, tenía un plazo de no más de noventa días de vida. Este diagnostico fue exhibido por el Dr. Conrado Pappalardo , así como el diagnóstico de su enfermedad mental tratada sistemáticamente en la Argentina.

No se sabe si Argaña estaba o no muerto cuando fue fusilado.

Las evidencias permiten suponer que sí. Tenía un acentuado rigor mortis inocultable, no sangró por las heridas, ni demostraba sorpresa en el rostro como hubiera sido lógico ante un ataque como el que fue descrito. No se le hizo una autopsia en serio y en su certificado de defunción oficial no figura la menor observación referida a la causa de la muerte. Los agujeros de bala existentes en la camioneta que lo conducían no coinciden con las heridas presentadas por el cadáver, y la herida principal demostraría que fue efectuada a cortísima distancia.

La muerte de Argaña, y los crímenes de la Plaza del Congreso derribaron un gobierno constitucional y lo reemplazaron por uno ilegítimo y usurpador. Sus beneficiarios se han enriquecido de manera sorprendente hasta para los usos paraguayos. Es lícito entonces preguntarse que ocurrió.

Ahora, una cosa que dejo en claro aquí en esta publicación que hago el día de hoy es, que yo no condeno a nadie, simplemente muestro lo que se dice, ustedes, amables lectores sacaran sus conclusiones.

Actualización 05/09/2011

Vea lo que dijo el hijo natural de Argaña en 2009 al diario ABC Color:

“Yo no creo que ese día (por el 23 de marzo de 1999) haya muerto mi padre. El falleció el 22, a la tarde, en la casa de su amante. Es lo que toda la sociedad sabe”. Así, sin rebusques, declaró Julio César Martínez, hijo natural del Dr. Luis María Argaña, al periodista de ABC, Aldo Benítez, hace ya dos años, cansado de buscar el reconocimiento de sus hermanos, de quienes dijo que idearon el magnicidio para echar al gobierno. Ve el articulo completo

Anuncios

Una respuesta a “La verdad sobre el Magnicidio Argaña

  1. La justicia tiene todos los elementos si quiere resolver ahora el caso Argaña
    La justicia tiene hoy todos los elementos y ningún impedimento político para resolver el caso Argaña, cuya confusa desaparición se produjo hace 13 años. Su muerte fue la excusa que impulsó a los argañistas y coyunturales aliados a perpetrar un sangriento golpe parlamentario para derrocar al gobierno constitucional de Raúl Cubas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s